Salimos de Ecuador atrás y volamos a Perú. Después de una noche en la capital Lima, tomamos el avión directamente a Cusco, el llamado "capital de los Incas”. Cusco se encuentra en los Andes, a 3400m y al llegar al hotel nos sirvieron té de coca. Esto ayuda muy buena contra los dolores de cabeza y fatiga, por lo que es un muy buen remedio para el mal de altura, ya que la Coca mejora el consumo de oxígeno. En realidad, queríamos tomar té de coca y dulces de Coca como recuerdo, pero hemos leído, Las hojas de coca no se pueden importar a Alemania, porque eso viola la ley de drogas.

La antigua ciudad de Cusco con los muchos edificios coloniales, Iglesias y la Plaza de Armas ha sido un buen, pero también es muy turístico. En la Plaza de Armas de nosotros tiene un plazo de 15 minutos, más de 10 distribuidores preguntó si las imágenes, Joyas, ¿Desea comprar sombreros y otros recuerdos. No, no se puede sin duda “en Ruhe” sentado en un banco y ver la acción. Por la tarde nos reunimos Florian. Él había hemos reunido en Galápagos buceo y queríamos Machu Picchu juntos y hacer un trekking. Pedimos en varias agencias de viajes de acuerdo con, pero de alguna manera habíamos prometido nada de ella. Por lo tanto, hemos decidido, para hacer un par de viajes por su cuenta y prescindir de una visita guiada.
Al día siguiente nos queríamos hacer un tour por la ciudad en autobús, pero cuando trató de expulsar, empezó a llover y nos pusimos rápidamente de nuevo. Pasamos la tarde con la planificación para los próximos días. Nos preguntó después el tren a Aguas Calientes a Machu Picchu desde allí para llegar a. Nunca habíamos pensado, sí que la Pascua se acercaba y sería muy ocupados durante las vacaciones. Así que decidimos a la mañana siguiente a Aguas Calientes para conducir y también reservamos los mismos billetes de tren. Entonces compramos más boletos para Machu Pichu y la Montaña y el viaje hacia el "Valle Sagrado de los Incas" Podríamos empezar.

Jueves por la mañana tomamos un taxi a la estación de autobuses de Cusco y luego tomó un colectivo (una especie de taxi compartido) No Ollantaytambo, donde el Inkazug a Aguas Calientes despega. Después de 2 horas en coche a través del hermoso paisaje andino con los campos verdes, altas montañas, algunos incluso con nieve en las cumbres, Casas de piedra y peruanos en sus vestimentas típicas llegamos a Ollantaytambo a las. Tuvimos 2 horas de tiempo para buscar una casa de huéspedes, así que podíamos dejar nuestras mochilas grandes aquí, porque no se le permitió llevar mucho equipaje en el tren. Ollantaytambo es una hermosa, agradable ciudad a una altura de casi 2.800 metros sobre el río Urubamba. Calles estrechas y empedradas se ejecutan a través del sitio y hay muchos pequeños "Baechle", que fluye a través de las calles. Ollantaytambo es la única ciudad en conserva de la época Inca. La mayoría de los edificios, las terrazas incas y las estrechas calles todavía se ven que el Inca aún varios cientos de años, se construyó. Un lugar muy agradable.
Estamos billeted para pasar la noche en el lado largo Sumac Chaska Hostal y establecer allí hasta la noche siguiente de nuestros grandes mochilas. Después de eso, todavía nos proporcionó agua y caramelos de coca para estar bien preparados para la altura. Luego caminamos a lo largo del río hasta la estación de tren y cogimos el tren a Aguas Calientes, un pequeño pueblo, el punto de partida para visitar la antigua ciudad inca de Machu Picchu se encuentra en la altitud 2090m. Pasando montañas increíblemente altas y escarpadas, llegamos a uno,5 horas en el tren en Aguas Calientes. La estación fue la perfección en un mercado de souvenirs sobre y tuvimos que terminar nuestro camino más allá en el camino hacia el primer lugar en todo tipo de puestos de souvenirs. Encontramos una habitación barata en el mismo Hostal Joe, pero la noche era para nosotros en la mañana a 4:00 Reloj de nuevo para finalizar. Queríamos estar en la salida del sol en Machu Picchu, por lo que ya empezamos en la oscuridad a 4:45 del reloj. Los primeros minutos liderados por un camino de tierra a un puente en frente de nuestras entradas se verificaron. Además también hemos varios otros visitantes de Machu Picchu eran en sus pies. Y entonces la extenuante subida por las escaleras empinadas de piedra se puso en marcha ... Después de los primeros niveles que pensé, “Yo hubiera preferido tomar el autobús ". Este esfuerzo debido a la altitud y el aire enrarecido, y temprano en la mañana sin desayuno, para mí fue todo un reto y rápidamente comencé a jadear. Seppel pareció elevarse a la mente y por lo tanto "dividir" estamos a mitad de camino, así que oportuna a 6:00 Podría ser el reloj a la apertura de la ciudad inca en la entrada. Como Seppel llegó a la cima, tuvo suerte y vio Florian, que ya había corrido por delante. Florian se situó en la parte delantera de la cola y Seppel podría forzar un camino a través de él,, de manera que ambos estaban en Machu Picchu entre los primeros turistas y fotos vacías de embargo "” Podría hacer ciudad inca. Fui allí en un poco más lento y llegó un cuarto de hora y me sentí muy cansada después en 1000 escalones para llegar a. Aproximadamente 400 metros que había cubierto de una hora. En la entrada estaba ahora ya una larga cola, debido a que los primeros autobuses con los turistas "perezosos" habían llegado. Ich stellte mich ganz unauffällig in der Mitte an 😉 Seppel und Florian konnte ich dann aber gleich finden und wir genossen den wunderschönen Blick auf die alte Inkastadt. Es simplemente inconcebible, cómo la gente solía ser así creado un edificio. Después de un par de fotos que recibimos nuestro primer sabor desayuno bien merecido (aunque la comida está realmente prohibido en toda la planta). Entonces nos quedamos en el camino a Machu Picchu Montaña: una hora y media era de 600 metros cuesta arriba y todo lo nuevo en aún mayor, escaleras altas y desiguales. Me sentí bastante duro en los muslos! Esta vez tuvimos, pero no con tanta prisa y poner siempre tomar un breve descanso para coger uno de. Los pasos eran cada vez más pronunciada y cerca de las escaleras que era cientos de metros de profundidad. Fue bastante nublado y apenas se podía ver las montañas de los alrededores, por desgracia. Pero cuanto más alto llegamos, cuanto más deformado las nubes y cuando llegamos a la cumbre de 3060m por encima de nosotros tenía una gran vista del Machu Picchu, el Valle de Urubamba y las montañas cubiertas de nieve. Mientras colgaba aún las nubes en los picos de las montañas, pero la vista era impresionante. Todo el esfuerzo valió la pena,. Después de más fotos, recompensamos a nosotros mismos en primer lugar con un segundo desayuno y vimos mientras que el juego de las nubes, movido rápidamente por el cielo. Desafortunadamente, ellos ocultaron gradualmente la vista del Machu Picchu. Escogimos un lugar muy agradable y esperamos, pero a excepción de unas pocas brechas cortas en las nubes de Machu Picchu fue lamentablemente oscurecido. Así que nos fuimos en nuestro camino de vuelta por las escaleras empinadas abajo. Aunque esto no le costó bastante tanto poder como el aumento, pero con las piernas temblorosas ahora y no, no era tan fácil. Luego fuimos a lo largo de laderas escarpadas de la roca del antiguo puente de Inca en una pared de roca y vimos Machu Pichu, por supuesto, también de las proximidades de. Entre las paredes corrían unos llamas alrededor, al parecer como "cortadora de césped” mantenerse.
La ciudad Inca es una de las 7 Maravillas del Mundo. Fue construido en la altitud 2400m y alrededor de él hay un buen número de terrazas, en la que los incas cultivaban frutas y verduras. Cuando pienso en, cómo la gente ha vivido aquí ... Me gustaría viajar en el tiempo una vez. El retorno a Aguas Calientes y luego tomó otra vez casi 2 horas y me alegré cuando estábamos en el tren de nuevo y pude descansar.

Al día siguiente tuve bastante dolor en las piernas. Dado que en nuestra casa de huéspedes de trabajo ruidoso de construcción en fuera, estaba bastante sucia y también pagó mucho, buscamos un nuevo alojamiento. Desde nuestra habitación en el Hostel Usted Killa tuvimos una hermosa vista de las montañas y las ruinas incas de Ollantaytambo. Por la tarde nos llevó a un corto paseo a pie por la colina hasta la antigua ruinas incas Pinkuylluna. A partir de ahí, tuvimos una hermosa vista del valle y hasta Ollantaytambo.
Tome un taxi, hicimos un viaje el domingo a tercera por el entorno Ollantaytambos. Nuestro conductor nos llevó al Augosto "Salinas", estos son campos de sal enormes y luego nos miraban las ruinas incas de Moray en. Aquí los incas habían operado en gigantesca circular terrazas agrícolas. Cuando se conduce a través del valle todos pudiéramos admirar el hermoso paisaje, alto, montañas cubiertas de nieve, verdes prados y muchos campos. El camino nos encontramos a dos niños con un rebaño de ovejas y un par de asnos. Tiene el mismo para un par de fotos que presentan y que entonces, naturalmente quería el dinero de nosotros. Si quieres fotografiar los locales, por lo general quieren un poco de dinero para ello. Así que les dimos un Sol peruano (convertidos 0,25 Cent) y que estaban satisfechos.
Los dos días siguientes no tuvieron tanta. Paseamos por las calles y vimos antes muchas puertas un palo de escoba con una bolsa de plástico de color rojo que se le atribuye. Hemos aprendido, que se produce en estas casas Chicha. Esta es la cerveza de maíz. Especialmente en la Plaza de Armas, im Zentrum von Ollantaytambo, vimos muchos lugareños en su colorida vestimenta tradicional. Las mujeres visten faldas largas, suéteres de colores y sombreros especiales. Los hombres tienen que ponchos a rayas de colores. Así que vemos una y otra vez muchas manchas de color en las calles. Otra característica especial es el largo, grueso, negro, trenzas de las mujeres, que todavía están conectados el uno al otro en el extremo. En una cabeza de pelo como puede ser realmente celosa.
También estuvimos en una casa típica peruana. Aquí un buen montón de conejillos de indias fueron corriendo libremente. En las paredes había varios, animales o secos rellenos, z.B. Corderos, uno Alpakafötus, Trucha, Ala, La cabeza y las garras de un cóndor ... Fue muy interesante para mirar alrededor de la casa, porque descubrimos cosas una y otra vez nuevas y extrañas para nosotros. En un rincón, se construyó incluso un pequeño altar, con velas y calaveras de familiares fallecidos.

Perú también es conocido por la Webkünste. Por lo tanto, reservamos para el último día en un tour a Ollantaytambo Patacancha, un pequeño pueblo de tejido. Enormes terrazas incas, donde huertas anteriores, ponemos en algo a lo largo de las montañas y nos condujo por un camino de tierra en el remoto pueblo de montaña de 1 hora. Nuestro pequeño grupo de 5 personas se acompañó de Tessa, nuestra guía. Ella trabaja en Awamaki, una organización sin fines de lucro, apoya los tejedores y los visitantes una visión de la cultura de los quechuas (de la población indígena) y permite a su tradición de tejer en los Andes. Los locales Patacancha hablan muy poco español, su lengua materna es el quechua, la lengua de los Incas. Esto es completamente diferente a la española.
Cuando llegamos Tessa nos mostró una vez que los diferentes tipos de lana de alpaca, Llama y ovejas y explicó los diferentes colores naturales. Estos son de flores, Corteza o pequeños escarabajos, sentado en cactus, hecho. A pocos tejedores rodaban a poco, y pudimos ver cómo estaban continuamente ocupados a girar con un husillo de un hilo de lana. También es muy a menudo ven a las mujeres en la calle o en el mercado, tejiendo los hilos. Siempre lo hacen por cierto. Es bastante difícil. Yo lo intenté, aunque, pero no funcionó.
Los tejedores tenían que todas sus ropas coloridas tradicionales. En invierno, incluso se realizan hasta 7 faldas por encima de la otra (nunca tienen que pantalones!) Sus pies están siempre desnudas, A pesar de que usan sandalias, pero sin medias o calcetines. Tessa nos dijo algunas cosas interesantes sobre la vida de los tejedores y de la cultura en las montañas, por ejemplo, no hay teléfono en el pueblo y Awamaki informó a los tejedores en la radio cuando los nuevos huéspedes llegan.
Los tejedores nos han mostrado, cómo hacen las telas de colores. Esto es bastante complicado, y todos sus patrones de contar una historia. Junto a ellos, también hemos intentado una vez y nos teje una pequeña pulsera. Aquí, nos dimos cuenta de, hablar de que los tejedores siempre muy tranquilo y calmado, casi han susurrado. Seppels Weberin, Doris, tenido durante el tejido todo el tiempo envuelto en un paquete de tela de colores en la espalda. En algún momento oído Seppel como empezó a balbucear algo y sierra, que era pequeño hijo de Doris. Los peruanos siempre llevan sus hijos, y otras cosas en la parte de atrás. Por desgracia no pudimos tan bien estar de acuerdo con los tejedores, porque no hablamos quechua, pero un par de cosas que eran capaces de aprender. Pedimos Doris cuántos años tiene, porque era bastante difícil estimar el. Por el sol y las duras condiciones de los montes muchos mayores que ellas. Doris era en nuestra época. Si se compara cómo se vive y cómo vivimos – eso es bastante impresionante. También estuvimos en una de las casas tradicionales de mirar. Se pasó una gran cantidad de cuyes alrededor y había una pequeña área de cocina, todo muy sencillo. Fue muy interesante que mirar en este otro mundo.

Promover wir Ollantaytambo wierder verliessen, visitamos allí todavía las ruinas incas en. Luego fue a Pisac. Una vez más, en la zona son altos en la montaña ruinas incas y de allí tomamos una caminata. Un día más tarde regresamos a Cusco. Por la noche vimos aquí hay algunas procesiones de Semana Santa en la ciudad. Ya que era el día siguiente bastante lluvioso y frío, nos ocupamos de nosotros una vez más a nuestro blog. Por la tarde salimos de la “Tal der Heilige Inka” y nos hizo nuestra autobús nocturno hacia Arequipa.